PERNOS RANURADOS

Los pernos ranurados son elementos de fijación de bajo costo que sujetan dos o más partes de una máquina. Tienen forma cilíndrica, naturaleza elástica y bordes biselados para una instalación más fácil.

Para ser insertados, el diámetro del perno tiene que ser mayor que el del orificio. Una vez insertado el perno, este disminuye su diámetro mediante una acción similar a la de un resorte, ofreciendo a su vez mejor ajuste y que se ejerza fuerza en contra de las paredes del orificio al tratar de expandirse nuevamente. Esta misma fuerza produce fricción, sujetando aún más al perno en su lugar.

Están fabricados en diferentes materiales; acero de carbono y acero inoxidable. Los pernos de acero inoxidable tienen mayor resistencia a la corrosión, pero no son tan fuertes como los de acero de carbono. Los pernos pueden tener diferentes acabados, ya sea galvanizados o aceitados, cada uno con sus diferentes beneficios.

Hay diferentes tipos de pernos ranurados

Los pernos ranurados, ya mencionados con anterioridad, se insertan en el orificio deseado y disminuye su diámetro. Tienen buen ajuste al aplicar presión constante hacia las paredes del orificio.

Los pernos ranurados dentados incluyen dientes en su diseño. Estos dientes se entrelazan una vez que se disminuye el diámetro mediante el uso de presión. Los dientes ayudan a minimizar movimiento lateral y aumentan la fuerza del perno.

Los pernos ranurados en espiral son hechos al enrollar placas de acero. Su diseño ofrece mayor resistencia al distribuir de manera uniforme la tensión que se le aplica, además de proteger el componente al absorber impactos y vibraciones que se puedan producir. Su área de contacto es de 270° grados.

Los pernos ranurados se utilizan en diversas industrias, tales como:

  • Automotriz
  • Electrónica
  • Electrodomésticos
  • Aviación
  • Construcción

Perno ranurado

Perno ranurado dentado

Perno ranurado en espiral