ARANDELAS

Las arandelas son elementos de montaje con de disco circular y con un agujero central de diferentes diámetros de acuerdo con las necesidades de la arandela.

Se utilizan para retener o sentar tuercas y tornillos. Separan la cabeza del tornillo de la base en donde se coloca, evitando la fricción entre los dos materiales y protegiendo en contra de la corrosión.  En el norte de México se les conoce como guachas, debido a su nombre en inglés; Washers.

Están fabricadas en diversos materiales; acero al carbón, acero inoxidable, latón y bronce.

Hay diferentes tipos de arandelas dependiendo del uso requerido.

Las arandelas planas son las más comunes y utilizadas con tornillos, tienen un diseño sencillo y su función principal es soportar una carga de apriete.

Las arandelas onduladas tienen formas curvas y absorben impactos cuando están bajo carga. Son ideales para espacios pequeños y limitados.

Las arandelas dentadas se utilizan para reducir la fricción entre materiales y para reducir la vibración entre el tornillo y el material. Su punto fuerte es que no pierde fuerza de unión a la larga.

Las arandelas Belleville (cónicas) tienen forma cónica y fijan el tornillo con una fuerza considerable, aislándolo de vibraciones.

Las arandelas de presión tienen sujeción uniforme, son resistentes al aflojamiento a causa de vibraciones y son flexibles.

Las arandelas estriadas interiores sujetan al tornillo con una gran fuerza, funcionan mejor con tornillos pequeños. Las arandelas estriadas exteriores tienen el mismo objetivo, pero funcionan mejor con tornillos grandes.

Las arandelas se usan en diversas industrias y aplicaciones, pero principalmente en maquinaria sujeta a altas vibraciones.