ANILLOS DE RETENCIÓN

TIPOS DE ANILLOS DE RETENCIÓN

Los anillos de retención son sujetadores de metal que se instalan en una ranura y brindan retención segura y eficiente de un ensamblaje mediante un hombro. Han ido reemplazando a los sujetadores de rosca debido a que brindan mejor ajuste a los rodamientos, ranuras, ejes y poleas en donde se instalan.

Ofrecen una solución compacta y eficiente a comparación de otros métodos de fijación tradicionales y ayudan a reducir los costos de producción. Fueron diseñados específicamente con el propósito de ser una mejor alternativa.

Sus ventajas principales es que son ligeros y fáciles de instalar, reducen el peso y tamaño total del diseño en donde se utilizan. Se pueden instalar en espacios tan pequeños como 0.8mm de diámetro. Son fabricados en materiales de acero al carbono y acero inoxidable.

Los anillos de retención tienen diferentes capacidades de acuerdo con su tipo.

Los anillos de retención sección cónica proveen una cara de empuje considerable y son fáciles de instalar con herramientas comunes.

Los anillos de retención de sección constante tienen menos desgaste y ahorran espacio en el contacto parcial.

Los anillos de retención en espiral no tienen bordes afilados y son más complicados de instalar, pero ahorran espacio gracias a la ausencia de orejas. Su gran ventaja es que son fáciles y baratos de producir gracias a su forma sencilla.

Sección Cónica

Sección Constante

En Espiral

Los anillos de retención se clasifican en dos tipos principales, internos y externos. Los internos tienen un mayor ancho de separación, por lo que su uso es más común en vehículos ligeros y pesados, en transmisiones y motores. Ofrecen una gran capacidad de carga de empuje gracias a que tienen un encaje uniforme.

Los externos ofrecen fuerza uniforme y un uso duradero. Debido a sus propiedades resilientes, son comúnmente utilizados en ensambles en donde son expuestos a fuerzas centrifugas altas y con grandes velocidades de rotación.

Los anillos de rotación son ampliamente utilizados en diversas industrias, desde la automotriz hasta la aeroespacial. Son grandes diseños de la ingeniería que facilitan los procesos de manufactura.